Pasar al contenido principal

Blog

Collar Merlin y leishmaniasis: enemigos irreconciliables

perro merlin

Algo tan sencillo y accesible como un buen collar antiparasitario funciona como un potente escudo protector de nuestra mascota. Mediante la liberación de una pequeña dosis de insecticida, inocua para el animal y el ser humano, resulta efectivo frente a pulgas, garrapatas y el flebótomo, el insecto transmisor de la leishmaniasis canina.

La leishmaniasis es una escurridiza enfermedad que afecta a muchos mamíferos (entre ellos, perros y seres humanos). Sus síntomas  van desde lesiones en piel hasta mortales afecciones en órganos internos. La culpa la tiene un protozoo llamado Leishmania, que se transmite a través de la picadura de un vector: un pequeño insecto llamado flebótomo. Con tan solo una sola picadura, puede contagiar a nuestro mejor amigo.

El tratamiento  para esta enfermedad es largo, costoso y no siempre tiene éxito. Por ello, la clave en el control de la leishmaniasis canina es la prevención. Para ello, además de la vacunación, lo más eficaz es el uso de un producto antiparasitario de calidad y de larga duración, como el collar Merlin, una reciente alternativa innovadora que protege contra el flebótomo, no deja olores y no tiene un efecto sistémico.

Leishmaniasis: un problema nacional

El flebótomo, portador de la Leishmania, se localiza en casi todo el territorio español. La cuenca mediterránea es donde tiene mayor presencia, debido a que su clima y grado de humedad resultan ideales para este insecto. Por ello, la cantidad de canes infectados en esta zona es muy alta; tanto, que la leishmaniasis preocupa ya no solo como un serio problema de salud animal, sino también de salud pública.

¿Por qué es tan importante usar un collar?

Tal como ya hemos comentado, el tratamiento de la leishmaniasis es largo, costoso y difícil, por lo que la estrategia más económica y efectiva es evitar la picadura del flebótomo. Al respecto, los collares repelentes son una solución práctica y accesible, pues así nuestro fiel amigo estará protegido en todos lados y a todas horas.

perro corriendo
Un collar antiparasitario protege a nuestros peludos amigos de la picadura del flebótomo, sin importar a dónde le lleven sus paseos.

Merlin: un solo collar, múltiples beneficios

Algo aparentemente fácil como la elección de un collar para nuestra mascota es más relevante de lo que podamos imaginar. A pesar gran variedad de productos existentes en el mercado, no todos serán adecuados, según las características del animal o su hábitat. Por ello, es necesario tener en cuenta factores como la edad y el tamaño de nuestro perro, su grado de efectividad, si vivimos en zonas urbanas o de campo, etc.

Si tu perro tiene más de siete semanas de vida, ya está en disposición de que puedas protegerlo con el collar Merlin. Gracias a su longitud (65 cm), podrás cortarlo para adaptarlo al cuello de tu mascota. Formulado a base de deltametrina en polvo, esta sustancia activa sintética de la familia de los piretroides actúa por partida doble: como insecticida y como acaricida. De este modo, funciona como un escudo protector frente a pulgas, garrapatas y el flebótomo. La duración de su efecto es prolongada: las pulgas se mantendrán alejadas durante cuatro meses; las garrapatas, durante seis; y, el flebótomo, hasta durante cinco meses y medio.

Su funcionamiento es muy sencillo. La deltametrina se libera del collar de forma prolongada, en la dosis adecuada. Esta se deposita en el pelaje de nuestro perro, donde se mezcla con los aceites naturales de este y se distribuye por todo su cuerpo. Todo invasor que se encuentre escondido y entre en contacto con esta sustancia quedará paralizado, morirá y se desprenderá de nuestro amigo de cuatro patas. Además, no tendrá tiempo de alimentarse de la sangre de tu perro y no podrá transmitirle la Leishmania.

A estos beneficios del collar Merlin se unen que no desprende ningún olor ni provoca efecto sistémico, lo cual lo hace muy seguro tanto para tu perro como para las personas. Por si fuera poco, puedes combinarlo con otros tratamientos antiparasitarios, para que tu mascota esté protegida contra todo tipo de parásitos.

En cuanto a su uso, es muy sencillo: basta rodear el cuello de tu mascota con él, comprobando que no queda ni muy flojo ni muy apretado; lo ideal es que quepan dos 

dedos entre el collar y el cuello. En todo caso, gracias a su hebilla, podrás controlar su posición siempre que lo necesites. ¡Así de fácil!

La presentación de una sola caja con dos collares, garantiza la protección de tu mascota para casi todo el año.

¿Es seguro para mi perro y para mí?

Sí, completamente. Para tu perro, para ti y para las demás personas. Tal como ya hemos explicado, el collar Merlin desprende deltametrina, que es una de las sustancias activas de amplio espectro más efectivas y empleadas (tanto en animales de compañía como de granja) para el control de este tipo de insectos y parásitos. Para que pudieran llegar a afectar a nuestro sistema nervioso, sería necesaria una exposición a dosis altísimas.

Sin embargo, es importante recordar que estos collares repelentes no pueden emplearse en gatos, ya que su hígado no es capaz de metabolizar las sustancias activas que los componen. Por eso, existen productos pensados específicamente para ellos que incluyen una dosis inferior o una formulación distinta. Ante cualquier inquietud sobre un producto, ¡consulta siempre a tu veterinario!

Con el uso concienzudo de collares antiparasitarios de calidad, estaremos protegiendo a nuestro mejor amigo de flebótomos, pulgas y garrapatas. Además, pondremos freno a la diseminación de enfermedades graves en personas (como la enfermedad de Lyme o la propia leishmaniasis).

¡Protege a tu mascota y a quienes te rodean con el collar Merlin!

Not available in
This is not available in . You can go to the translated versions in these languages: